sobre horizontes y (sobre) vivientes

hori

Vamos a continuar caminando, pie delante de pie. 

Venga, podemos hacerlo.

Podemos.

Incluso agilizar el paso, correr.

Y más.

Podemos saltar vallas, pasarnos el testigo, buscar las metas.

Siempre.

Siempre las metas, que son el camino y no la bandera.

Podemos.

Porque somos supervivientes.

(…)

Vivientes, en cualquier caso.

Saltadoras de obstáculos, alehops almidonados.

La caída sobre los pies, el empuje de la nada.

Contempladoras de nubes.

Oteadoras de silencios, acunadoras de empeños.

Vislumbradoras de milagros.

De algunos milagros.

Todo es posible

El texto es un fragmento de un poema de mi querida amiga Anna Roig , de su libro Quizás le llame Modagala. La imagen es una foto de hace ya años, de Mister R en San Ciprián, mirando uno de esos horizontes que tanto nos gustan. Porque hoy la historia va de eso, de horizontes y (sobre) vivientes.

Anuncios

Esta es tu vida · Manifiesto Holstee

The-Holstee-Manifesto

“Esta es tu vida. Haz lo que amas y hazlo pronto. Si algo no te gusta, cámbialo. Si no te gusta tu trabajo, déjalo. Si no tienes tiempo suficiente, apaga la televisión. Si estás buscando al amor de tu vida, párate; te estará esperando cuando empieces a hacer cosas que amas. Deja de querer analizar todo, la vida es simple. Todas las emociones son hermosas. Cuando comas, aprecia hasta el último bocado. Abre tu mente, tus brazos y tu corazón a nuevas experiencias y nuevas personas, porque estamos unidos gracias a nuestras diferencias. Pregunta a la próxima persona que conozcas cuál es su pasión, y comparte tu sueño inspirador con ella. Viaja con frecuencia; perderte te ayudará a encontrarte. Algunas oportunidades sólo llegan una vez, aprovéchalas. La vida gira sobre las personas que conoces y las cosas que puedes crear con ellas, así que sal y empieza a crear. La vida es corta. Vive tu sueño y haz realidad tu pasión”

No busques trabajo, por Risto Mejide.

No busques trabajo. Así te lo digo. No gastes ni tu tiempo ni tu dinero, de verdad que no vale la pena. Tal como está el patio, con uno de cada dos jóvenes y casi uno de cada tres adultos en edad de dejar de trabajar, lo de buscar trabajo ya es una patraña, un cachondeo, una mentira y una estúpida forma de justificar la ineptitud de nuestros políticos, la bajada de pantalones eurocomunitaria y lo poco que les importas a los que realmente mandan, que por si aún no lo habías notado, son los que hablan en alemán.

No busques trabajo. Te lo digo en serio. Si tienes más de 30 años, has sido dado por perdido. Aunque te llames Diego Martínez Santos y seas el mejor físico de partículas de Europa. Da igual. Aquí eres un pringao demasiado caro de mantener. Dónde vas pidiendo nada. Si ahí afuera tengo a 20 mucho más jóvenes que no me pedirán más que una oportunidad, eufemismo de trabajar gratis. Anda, apártate que me tapas el sol.Y si tienes menos de 30 años, tú sí puedes fardar de algo. Por fin la generación de tu país duplica al resto de la Unión Europea en algo, aunque ese algo sea la tasa de desempleo. Eh, pero no te preocupes, que como dijo el maestro, los récords están ahí para ser batidos. Tú sigue esperando que los políticos te echen un cable, pon a prueba tu paciencia mariana y vas a ver qué bien te va.

Por eso me atrevo a darte un consejo que no me has pedido: tengas la edad que tengas, no busques trabajo. Buscar no es ni de lejos el verbo adecuado. Porque lo único que te arriesgas es a no encontrar. Y a frustrarte. Y a desesperarte. Y a creerte que es por tu culpa. Y a volverte a hundir.No utilices el verbo buscar.Utiliza el verbo crear. Utiliza el verbo reinventar. Utiliza el verbo fabricar. Utiliza el verbo reciclar. Son más difíciles, sí, pero lo mismo ocurre con todo lo que se hace real. Que se complica.

Da igual que te vistas de autónomo, de empresario o de empleado. Por si aún no lo has notado, ha llegado el momento de las empresas de uno. Tú eres tu director general, tu presidente, tu director de marketing y tu recepcionista. La única empresa de la que no te podrán despedir jamás. Y tu departamento de I+D (eso que tienes sobre los hombros) hace tiempo que tiene sobre la mesa el encargo más difícil de todos los tiempos desde que el hombre es hombre: diseñar tu propia vida.Suena jodido. Porque lo es. Pero corrígeme si la alternativa te está pagando las facturas.

Trabajo no es un buen sustantivo tampoco. Porque es mentira que no exista. Trabajo hay. Lo que pasa es que ahora se reparte entre menos gente, que en muchos casos se ve obligada a hacer más de lo que humanamente puede. Lo llaman productividad. Otra patraña, tan manipulable como todos los índices. Pero en fin.

Mejor búscate entre tus habilidades. Mejor busca qué sabes hacer. Qué se te da bien. Todos tenemos alguna habilidad que nos hace especiales. Alguna singularidad. Alguna rareza. Lo difícil no es tenerla, lo difícil es encontrarla, identificarla a tiempo. Y entre esas rarezas, pregúntate cuáles podrían estar recompensadas. Si no es aquí, fuera. Si no es en tu sector, en cualquier otro. Por cierto, qué es un sector hoy en día.No busques trabajo. Mejor busca un mercado. O dicho de otra forma, una necesidad insatisfecha en un grupo de gente dispuesta a gastar, sea en la moneda que sea. Aprende a hablar en su idioma. Y no me refiero sólo a la lengua vehicular, que también.No busques trabajo. Mejor busca a un ingenuo, o primer cliente. Reduce sus miedos, ofrécele una prueba gratis, sin compromiso, y prométele que le devolverás el dinero si no queda satisfecho. Y por el camino, gánate su confianza, convéncele de que te necesita aunque él todavía no se haya dado cuenta. No pares hasta obtener un sí. Vendrá acompañado de algún pero, tú tranquilo que los peros siempre caducan y acaban cayéndose por el camino.Y a continuación, déjate la piel por que quede encantado de haberte conocido. No escatimes esfuerzos, convierte su felicidad en tu obsesión. Hazle creer que eres imprescindible. En realidad nada ni nadie lo es, pero todos pagamos cada día por productos y servicios que nos han convencido de lo contrario.

Por último, no busques trabajo. Busca una vida de la que no quieras retirarte jamás. Y un día día en el que nunca dejes de aprender. Intenta no venderte y estarás mucho más cerca de que alguien te compre de vez en cuando. Ah, y olvídate de la estabilidad, eso es cosa del siglo pasado. Intenta gastar menos de lo que tienes. Y sobre todo y ante todo, jamás te hipoteques, piensa que si alquilas no estarás tirando el dinero, sino comprando tu libertad.

Hasta aquí la mejor ayuda que se me ocurre, lo más útil que te puedo decir, te llames David Belzunce, Enzo Vizcaíno, Sislena Caparrosa o Julio Mejide. Ya, ya sé que tampoco te he solucionado nada. Aunque si esperabas soluciones y que encima esas soluciones viniesen de mí, tu problema es aún mayor de lo que me pensaba.No busques trabajo. Sólo así, quizás, algún día, el trabajo te encuentre a ti”

Risto Mejide (@ristomejide) -las negritas no estaban incluídas en el artículo original-

My may

Una serie: Top of the lake

“En el pueblo de Laketop todo sucede despacio, con ese ritmo que sólo se da en ese tipo de poblaciones que parecen estar fuera del mundo. Allí nos encontramos con esa calma incómoda que a veces pone de los nervios al que ve la serie, muy del estilo escandinavo aunque sin la atmósfera lluviosa y gris de producciones como ‘The Killing’ . Durante los siete capítulos que dura ‘Top of the Lake’ la historia de Robin y de su pasado, de Tui y su familia, del crimen, se va amasando poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Es un drama por goteo que desemboca en un último capítulo de esos que te dejan sin habla.” (Crítica de Críticas en serie.com)  Si quereis descubrir más sobre Top of the lake podeis visitar la página de Sundance Channel

Un libro: La Vida Simple – Sylvain Tesson

La vida simple, de Sylvain Tesson, editado por Alfaguara y traducido por César Ayra

“Me había prometido vivir como ermitaño en el fondo de los bosques, antes de cumplir los cuarenta años. Me instalé durante seis meses en una cabaña siberiana a orillas del lago Baikal, en la punta del cabo de los Cedros del Norte. Tenía el pueblo más cercano a ciento veinte kilómetros, ningún vecino, ni rutas de acceso; a veces, una visita. En invierno, temperaturas de treinta grados bajo cero, en verano osos en la ribera. En resumen, el paraíso.Llevé libros, puros y vodka. El resto -el espacio, el silencio y la soledad- ya estaba allí. En ese desierto me inventé una vida sobria y bella, viví una existencia reducida a gestos simples, miré los días pasar, frente al lago y al bosque. Corté leña, pesqué la cena, leí mucho, subí a las montañas y bebí vodka, mirando por la ventana. La cabaña era un puesto de observación ideal para captar los estremecimientos de la naturaleza.Conocí el invierno y la primavera, la felicidad, la desesperación, y, finalmente la paz. En el fondo de la taiga, sufrí una metamorfosis. La inmovilidad me dio lo que ya no me daba el viaje. El genio del lugar me ayudó a domesticar el tiempo. Mi retiro se volvió el laboratorio de esas transformaciones. Todos los días consigné mis pensamientos en un cuaderno. Ese diario de ermitaño es lo que tenéis en las manos.” (Fragmento de La Vida Simple , editado por Alfaguara, del que podéis leer algo más aquí )

Un disco: Junip – Junip

“Cuando se estudia un sistema se puede hacer desde dos tipos de puntos de vista para poder evaluar el resultado final. La perspectiva reduccionista tiende a ser empleada con mayor asiduidad y consiste en el estudio de todos los componentes de este sistema por separado y su aporte en el resultado final. Sin embargo, en muchos casos no nos ofrece la perspectiva correcta del funcionamiento del sistema, y es por eso que existe otro enfoque que toma en cuenta, además de la labor de los elementos, las interrelaciones entre esos elementos y como influyen estas en el funcionamiento global del mismo sistema. Ese es el enfoque holístico. En música también se tiene a aplicar estos estudios de sistemas, siendo los propios grupos los que actúan como tales, y también se tiende al enfoque reduccionista para su estudio. Junip puede ser un buen ejemplo gracias a la especial relevancia de uno de sus miembros, el extraordinario José González, que es el que suele llevarse el protagonismo de nuestra atención y merecedor de la mayoría de los halagos debido a la excelente factura de sus dos trabajos en solitario, lanzados mucho antes que el debut en largo del grupo, Fields. Quizá esta gran acogida y aceptación de discos como Veneer e In Our Nature que tanta repercusión le han dado a González en el terreno Folk es lo que provoca que la gente le acabe dando más importancia sobre el resto de sus compañeros. Pero la música de Junip no se sustenta solo en el trabajo compositor del cantautor sueco. Su guitarra y su voz se enlazan y entremezclan con los teclados de Tobias Winterkorn y la rocosa batería de Elias Araya de una manera magistral y deliciosa que embellecen aun más las canciones del grupo” (Crítica de Junip en Hipersónica)

Una canción: Good Times – Matt Costa 

Good times are coming…Those good times are coming…Good times are coming… to an end
All those… good times are coming…Those good times are coming…Good times are coming… to an end

Una aplicación: A Beautiful Mess 

APP A beautiful mess

Elsie y Emma, las chicas de A Beautiful Mess (ya sabéis, ese blog que me encanta y del que no paro de hablar), lo han vuelto a hacer. Nos han vuelto a sorprender a todos con su creatividad y sus ganas de darle un toque original a cualquier cosa que podamos imaginar. En esta ocasión han creado una APP para iOs (sí, yo haciendo publicidad a las manzanitas, increíble pero cierto) y prometen que en un futuro se pensarán también el crearla para Android. La aplicación permite, esencialmente, retocar fotografías, introduciéndole letras con la tipografía característica del blog. Si quereis saber algo más podéis visitar el post en el que hablan de ellas, o el itunes.

Una frase: Let her sleep…

let her sleep

…y sumando todo esto, llego a la conclusión de que mi mayo está siendo un hermoso desorden en el que dormir para mover montañas y vivir buenos ratos escuchando folk como si estuviese en un pueblo en el que todo sucede despacio…la vida simple. Espero que vuestro mayo esté resultando como queréis.

Proyecto persona

Un día te cruzas con una persona por la calle, la paras, le dices si puedes sacarle una foto a ella y a todo lo que lleva dentro de su bolso, mochila o bolsillos.  Colocas todos y cada uno de los objetos en el suelo, o sobre una mesa, y los fotografías. Al acabar te das cuenta de que conoces a esa persona un poco más, o mucho más. Descubres que todos esos objetos dicen mucho más de ella que muchas cosas que ella misma te podría haber contado de sí misma. Somos lo que somos, pero también lo que tenemos. Y en nuestros bolsos y bolsillos, aunque parezca mentira, se esconde gran parte de nuestra esencia.

Esto es ‘Persona‘ y es uno de los proyectos fotográficos que más me gustan:

PersonifiedPersona es un proyecto de Jason Travis, un fotógrafo/ilustrador/diseñador/músico con cara de genio loco…

persona selfportrait J Trav origen

persona selfportrait J Trav

…conocido en la red como JTrav, es (con algunos años de diferencia entre una y otra foto -selfportraits-) ése de ahí arriba. Podéis encontrarlo en un montón de rincones. Está en Flickr, en Tumblr, en Vimeo, en Youtube, en Instagram, en Blurb…etc. También tiene (cómo no!) página web. Yo lo descubrí hace unos años vía Flickr  y su proyecto Persona (que podeis ver aquí y aquí) me encantó desde el primer momento.  Son sobretodo fotos, como éstas:

 persona 2 persona 3  persona 5persona 1

…pero también hay algún video como éstos:

…y también un libro, que se puede comprar aquí, y ver algunas de sus páginas aquí.

Alguien dijo alguna una vez que si quieres conocer a una persona no debes preguntarle cómo es  ni en qué piensa, sino qué ama. Yo le preguntaría también por lo que lleva en los bolsillos 😉